“Estándar oral y enseñanza de la pronunciación” por C. Carbó et al.

ESTÁNDAR ORAL Y ENSEÑANZA DE LA PRONUNCIACIÓN DEL ESPAÑOL COMO PRIMERA LENGUA Y COMO LENGUA EXTRANJERA

1. Problemas para establecer un estándar oral del español

– Variaciones de pronunciación igualmente correctas.

  Ortología: arte de pronunciar correctamente y, en sentido más general, de hablar con propiedad.

                   → Ortoepíael arte de pronunciar correctamente.

                   → Ortofonía: la corrección de los defectos de la voz y de la pronunciación.

Para codificar la norma estándar de una lengua →  plantear, discutir y resolver los problemas derivados de la variación.

RAE: “el español constituye un conjunto de normas diversas que comparten una base común”.

El estándar oral debe formularse basándose en estudios de campo que tengan en cuenta de especificidad de la lengua oral.

Para la pronunciación: matices, ámbito de uso es general o exclusivo de una zona geográfica. Norma flexible.

 

2. La pronunciación del español en los documentos normativos y no normativos

2.1. Documentos normativos oficiales

Propuestas de la RAE → norma socialmente aceptada y se les atribuye carácter prescriptivo.

Última gramática normativa publicada por la RAE: gramática descriptiva del español, variante neutra.

Otras tratan fenómenos relacionados con la pronunciación, pero siempre vinculados a su repercusión en la norma ortográfica.

2.2. Documentos normativos no oficiales y descriptivos

Para la enseñanza y el aprendizaje de la lengua oral:

– Manuales de pronunciación: valiosas observaciones, no todas son pertinentes para el hablante actual, no reflejan las tendencias de todo el dominio hispánico.

– Manuales de español correcto: norma académica.

– Manuales de expresión oral: niveles de análisis de la lengua.

– Manuales de estilo de los medios de comunicación: velar por la calidad de la lengua que utilizan sus profesionales.

– Diccionarios de dudas: resuelven cuestiones gramaticales que resultan conflictivas en el uso.

3. Enseñanza de la expresión oral, enseñanza de la pronunciación, corrección fonética y enseñanza de la fonética

– Expresión oral: una de las habilidades comunicativas clásicas. Junto con la comprensión oral, y la expresión y la comprensión escritas forman uno de los pilares de los diseños curriculares para la enseñanza de la lengua.

Enseñanza de la pronunciación: pronunciación apropiada de los sonidos, acento, entonación, velocidad de elocución, pausas, ritmo. Errores por parte del alumnado → corrección fonética.

Relación entre fonética y pronunciación: la enseñanza de la fonética es una reflexión metalingüística sobre el funcionamiento del sistema sonoro de la lengua.

4. La enseñanza de la pronunciación en español como primera lengua

4.1. Contextos en los que se enseña la pronunciación en español: situación actual

– LOGSE: expresión oral adquiere más importancia que antes.

– Primeros años de escolarización: se enseña a leer. Apenas se presta atención a la pronunciación.

– Enseñanza secundaria: buen dominio de la expresión oral. Problemas de pronunciación apenas se tratan.

– Pronunciación: primeros años de escolarización. Pobre enseñanza de la pronunciación correcta.

– Universidad: prioridad a la expresión escrita.

Graves deficiencias de expresión oral y escrita.

4.2. Necesidades en campos profesionales relevantes

Dominio de la expresión oral: profesiones con lengua = instrumento comunicativo/lengua = objeto de conocimiento.

Comunicación oral efectiva: competencia lingüística adecuada a las necesidades derivadas de los distintos ámbitos de comunicación.

Sociedades con varias lenguas/fuerte inmigración interferencia lingüística en el proceso de aprendizaje de la pronunciación → problemas en el uso apropiado de los elementos fónicos.

4.3. Materiales existentes

Manuales de expresión oral coinciden en: registrar errores frecuentes sobre la pronunciación de sonidos (aspectos segmentales). Algunos manuales también incluyen ejercicios.

Aspectos suprasegmentales (recursos vocales que se superponen a más de un sonido): no se da el mismo tratamientos a todos los fenómenos.

Lo ideal: sería la existencia de obras que ofrecieran una detallada descripción de los elementos segmentales y suprasegmentales, una sistematización de errores y una propuesta de ejercicios con soluciones.

5. La enseñanza de la pronunciación en español como lengua extranjera

5.1. La enseñanza de la pronunciación en ELE: situación actual en el diseño curricular (Instituto Cervantes) y en la evaluación (DELE)

Plan Curricular del Instituto Cervantes: contenidos correspondientes al plano fónico para cada uno de los niveles establecidos: inicial, intermedio y superior.

Niveles inicial e intermedio: mismo contenido fonético.

Entonación se aborda en todos los niveles, ligada a la sintaxis. Este planteamiento contrasta con la propia definición de contenidos gramaticales en el Plan Curricular.

– Niveles inicial e intermedio: contenidos de acento y ritmo. La división de contenidos entre el nivel inicial y el superior no es muy clara.

=> Contenidos en la enseñanza de la pronunciación no constituye un modelo de precisión ni de coherencia.

– Guía para la Obtención de los Diplomas de Español correspondiente a cada uno de los tres niveles del DELE determina los criterios de evaluación.

– Certificado Inicial de Español: no se valora la pronunciación.

– Diploma Básico en Español: mayor dominio.

– Diploma Superior de Español acepta interferencia de la primera lengua si no crea dificultades de comprensión a los hablantes nativos de español.

=> Definición de contenidos fonéticos del Plan Curricular del Instituto Cervantes no responde a los planteamientos en los que se basa la evaluación (DELE).

5.2. Materiales existentes: cursos, materiales generales y materiales en función de la L1 del estudiante. Materiales necesarios

Manuales publicados en España apenas prestan atención a la enseñanza de la pronunciación. Ejercicios muy escasos.

Para pronunciar: materiales que tienen en cuenta la lengua materna del alumno, y otros que no.

Problema de los ejercicios para la pronunciación: audición y repetición no son efectivas.

5.3. El estándar oral en la enseñanza de ELE. Repercusiones en la formación de profesores

Profesores de español como lengua extranjera: qué modelo de lengua enseñar a sus alumnos. Adoptar un estándar de la expresión oral. Imposible proponer una normal oral única para el español.

Al enseñar la expresión oral: variaciones sociales y locales.

 

6. Conclusiones

– Se muestra una falta de atención a las descripciones relacionadas con la expresión oral.

– Hay una carencia de documentos normativos oficiales que recojan los usos actuales de la lengua española.

– Las obras de consulta para los nativos carecen de descripciones sistemáticas, incluso tienen errores y ambigüedades.

– En la enseñanza del español como lengua extranjera, faltan materiales que respondan a planteamientos comunicativos para el aprendizaje de la pronunciación y materiales metodológicamente adecuados para emplearlos en la corrección fonética.

– La creación de materiales útiles para la enseñanza de los aspectos fónicos de la lengua requiere la colaboración de especialistas pertenecientes a distintas disciplinas.

“Sobre el estándar y la norma” por J. A. Pascual y E. Prieto de los Mozos.

SOBRE EL ESTÁNDAR Y LA NORMA:

SÍ → Lengua estándar es la forma de la lengua que se impone en un país dado frente a las variedades sociales o locales de la lengua, es el medio de comunicación más adecuado que se emplea comúnmente, generalmente en la lengua escrita y relaciones oficiales. Es “la variedad de intercambio de una comunidad lingüística que está por encima de las lenguas coloquiales y los dialectos y está normalizada y transmitida de acuerdo con las normas de uso oral y escrito correcto. Se transmite en las escuelas y favorece el ascenso social, la lengua utilizada en la comunicación lingüística de los estratos sociales superior e intermedio.

Con esto no nos referimos meramente a una variedad geográfica, el estándar se entiende como una variedad  superpuesta al conjunto de variedades geográficas sociales y estilísticas de la lengua. Es un sistema no natural o instintivo, una especie de lengua ideal, formada por la intersección de variedades diastráticas, diatópicas y/o diafásicas.

La lengua estándar NO es: ni común ni general, no se usa comúnmente ni puede utilizarse comúnmente entre otras cosas porque muy bien sabemos que la aceptación de una norma se manifiesta más actitudes que de realización. El habla de la mayoría de las personas NO está próximo al estándar por mucho que se diga o se haya dicho.

Creación del Estándar → seleccionar la variedad o variedades que pueden tomarse como punto de partida. Es un cruce de una o más variedades geográficas con ciertas variedades diafásicas y sociales. A veces el modelo se construye a partir de la selección de una variedad social y estilística

“La lengua estándar no se crea de repente ni se improvisa, no se puede imponer a los hablantes sino que se conforma e implanta lentamente y el pueblo hablante la va adoptando cuando se la considera útil, rentable, rica y beneficiosa.”

Por lo tanto, para la aceptación de las variables propias del estándar, no nos basaremos en argumentos lingüísticos, sino en razones sociales que dependen directamente de las ideas y actitudes de los propios hablantes, es decir, no se le puede obligar a nadie a adoptar rasgos o pronunciaciones que no son la suya. Las lenguas no son sistemas uniformes, constan de un pasado, tradiciones y relaciones con otras lenguas vecinas o previas, también hemos de tener en cuenta las diferencias sociales que dan lugar a estos diversos registros o tonalidades discursivas y todo ello es un atributo de la lengua y de sus sistemas lingüísticos.

2. La norma:

Teniendo en cuenta el hecho de que una lengua no es uniforme que hay una amplia apertura a la diversidad no cambia o altera sin embargo el hecho de que nos encontremos con unas bases generales tradicionalmente asentadas, es decir, la norma.

A pesar de la ausencia de coincidencia entre los distintos hablantes sobre la norma, hemos de contar con ella, Ignacio del Bosque compara estas normas con las señales de circulación, afirma que puede que sean absurdas pero que ahí están, según él, hay que tratar de entender el idioma y cómo se utiliza, entendiendo también que hay quien se salta las dichas normas o señales de tráfico.


De la misma forma que nos vestiremos de una manera adecuada para asistir a una entrevista de trabajo deberíamos utilizar el uso correcto del lenguaje, muchas personas no son capaces de hacerlo. El lenguaje condiciona  nuestras relaciones sociales.

“Lengua estándar, norma y normas en la difusión actual de la lengua española” por Violeta Demonte.

–          Una lengua es un complejo dialectal.

Variedad estándar:

–          Es la que se impone en un país o zona.

–          Es entendido por la mayoría de hablantes.

–          Es un ideal de lengua.

–          Lo emplean personas que son capaces de utilizar de otras variedades.

–          Lengua escrita y propia de las relaciones oficiales.

–          La difunden la escuela y los medios de comunicación. 

Norma:

–          Es el estándar de un modo particular.

–          La normalización es condición necesaria para la estandarización.

Normas sociolingüísticas.

–          Marcan la procedencia de los usuarios

–          Son evitables.

–          Son perfectamente prestigiosas en un determinado ámbito.

Lengua estándar:

–          Lengua de intercambio de una comunidad lingüística.

–           Legitimada e institucionalizada históricamente.

–         Con crácter suprarregional.

–          Por encima de las  lenguas coloquiales y dialectos.

–           Normalizada.

–           Transmitida de acuerdo con las normas del uso oral y escrito correcto en las escuelas.

–          Está siempre incompleta y es s susceptible de cambios.

Estandarización:

– Proceso y consecuencias similares a la globalización.

Los estándares:

– Monorregionales o plurirregionales.

– Más o menos elitistas

– Resultado de un devenir histórico inconsciente o de una planificación.

– La regulación lingüística es el resultado de principios:

– De convergencia: todas las fuerzas de regulación privilegian la misma variante.

– De dominio: el uso lingüístico que domina es el de los infragrupos que dominan las instituciones.

– De coherencia: existe un conjunto de elementos que constituyen la especificidad misma de la lengua y que autoregulan el funcionamiento del sistema lingüístico de cada una de sus variantes.

– De persistencia: se mantiene el uso dominante en una época a pesar de sus variaciones  temporales.

El supradialecto estándar:

– La variedad estándar española:

– Variedad común a un conjunto de dialectos.

– Se elimina aquello que sea demasiado peculiar.

– Se buscan formas léxicas y morfológicas transparentes y de consenso.

– La distancia entre la lengua hablada y la lengua escrita se reduce en lo posible.

– El mestizaje es la norma, aunque existen diferencias.

– Aceptación de pronunciaciones alternativas.

– Amplía y negocia el caudal léxico.

– Globalización lingüística y tendencia a la homogeneización.

– Variación léxica diatópica y diastrática entre las zonas rurales y urbanas.

– Globalización y estandarización del léxico del español debido a:

– Tendencia a la homogeneización del léxico del español.

– Incorporación de neologismos.

– Incorporación de vocablos de procedencia extranjera

– Nuevas acepciones para las voces patrimoniales.

– La extensión a otras zonas de algunas formas dialectales.

– Formas que eran específicas de zonas pasan continuamente a formar del español general.

– Coincidencia en los procesos léxico-sintácticos de recategorización.

El español en la red:

Razones de la no difusión cualificada del español:

– Que no sea lengua de la comunicación y producción científica internacional.

– Escasez de páginas web en español.

– Los emails y chats están modificando el estilo de los mensajes epistolares.

 

“El concepto de corrección idiomática: lo recto, lo usual y lo ejemplar en la práctica del idioma” por J. Javier Mangado Martínez.

1) Confusión de lo correcto con lo ejemplar:

a) Reducción de lo correcto a determinada ejemplaridad: propio de los conservadores. Unidad idiomática estricta total caracterizada por la estaticidad , homogeneidad y exclusividad.

b) Reducción de lo ejemplar a lo simplemente correcto: caracteriza a los liberales. Sólo el uso debe imponer su autoridad; todo vale si se usa.

2) Lo usual

Maneras de entender el concepto de norma:

a)     Prescriptiva: 

–          Indica qué debe decirse y qué no.

–          Norma como imposición de modelos de corrección, de un uso determinado como el más adecuado y prestigioso.

–          Perspectiva tradicional.

–          El uso es el gran criterio de corrección, aunque se oponga a lo oficia.

–          Correcto es lo que está bien formado de acuerdo con el sistema de la lengua.

–           La norma lingüística se impone al individuo limitando sus opciones expresivas. El sistema le ofrece posibilidades que la norma restringe.

–          Las alternativas canónicas u oficiales no siempre cuajan y a veces triunfan expresiones estrictamente incongruentes.

–          No habrá una sola norma idiomática, sino muchas, tantas como entidades diatópicas, diastráticas y diafásicas existen.

b)     Objetiva

3)Lo Ejemplar

a) “Supernorma” o norma “supercorrecta”:

– Para salvaguardar la unidad de la lengua compartida y facilitar la intercomunicación entre los realizadores de las diversas normas.

– “Segunda lengua” común dentro y por encima de la lengua común.

– Lengua sintópica, sinstrática y sinfásica.

b) Lengua estándar: norma idealabstracción

– Conformada a partir de un amplio conjunto de variedades lingüísticas.

– Capacidad de expresar una gran riqueza de matices.

– Lengua culta

Mayor homogeneidad en su versión escrita que en la hablada

– El hablante abusa de:
– Términos como finalizar, iniciar, realizar…
Lenguajitis: preferencia por las expresiones más largas.
– Ultracorrecciones

c) “Norma ideal”:

– Elegida por los hablantes de la lengua común.

– No puede imponerse de manera vertical, sino que se configura horizontalmente.

d) Lengua histórica:

– Conjunto complejo de dialectos, niveles y estilos.

– Los hablantes que deseen hablar con corrección  han de ser “plurilingües”: han de hablar de forma diferenciada según las circunstancias y los niveles sin mezclarlos.

– Tareas o situaciones comunes en las que se utiliza la lengua estándar: conversaciones con desconocidos, mesas redondas, congresos, seminarios… exposiciones, difusión periodística, discursos, informes, publicidad.

Usaremos la lengua estándar cuando la comunicación deja de ser estrictamente privada. Se renuncian a las peculiaridades locales.

– Lo ejemplar hispánico o el español estándar

La lengua estándar unificadora panhispánica a la que se tiende ha de constituir una sola voz, pero de tonalidad diversa; una norma que respete todas las variedades y peculiaridades arraigadas.

¿Cómo establecer la norma panhispánica en los casos en que haya divergencias entre las diversas normas ejemplares nacionales? Hay dos situaciones posibles:

1) Que la forma propia de una de esas normas sea gramatical o socioculturalmente menos justificable que la otra.
Solución: no debería haber conflicto. La forma divergente menos justificable no se considerará ejemplar panhispánica, aunque sea válida en su ejemplaridad nacional.

2) Que ambas formas sean igualmente justificables y estén respaldadas ambas por una norma nacional de prestigio.
Solución: habrá que aceptar las dos formas divergentes como propias de la ejemplaridad panhispánica.

La lengua estándar panhispánica constituye una norma ideal; no será la norma real de ninguna de las hablas hispánicas. El hablante no la adquiere en el aprendizaje espontáneo natural de la lengua como adquiere las otras variedades de su entorno, ha de estudiarla.

4) Lo “recto”

–          Términos que se identifican con la forma construida de acuerdo con los cánones de nuestro sistema lingüístico.

–          Unidades lingüísticas canónicas, verticalmente configuradas y preestablecidas.

–          Tres tipos de elementos:
1) Primigenios: los originales y etimológicos.
2) Canónicamente evolucionados: los que se han transformado de acuerdo con lo esperable según las tendencias o leyes de la evolución lingüística.
3) Canónicamente creados.

–          Las formas rectas, por ser normales, son siempre correctas: en acto o en potencia, aunque no siempre alcancen el estatus de ejemplares.

–          Experimentan con el uso una serie de alteraciones debidas a múltiples fenómenos.

–         Si triunfan, esas formas alteradas pasan a ser correctas.

“Los periodistas ante el idioma” por Manuel Seco Reymundo.

Manuel Seco Reymundo

Discurso de Manuel Seco Reymundo:

Deterioro que ha sufrido la lengua a manos de los medios de comunicación Ley de defensa del idioma.

Infractores no conciencia, sino ignorancia. Los periodistas tienen buen conocimiento, pero están en el escaparate. Son los maestros de la lengua (responsabilidad).

Interpretación inequívoca (claridad + sencillez).

➙ Entonación y pronunciación de palabras extrajeras, que pronunciamos “a lo español”.

f Aunque estas anomalías son minoritarias, no deben pasarse por alto.

Crítica – educación.

Asesores lingüísticos.